jueves, 19 de octubre de 2017

Otra vez más, finalistas

Buenas noches desde el rincón en el que escribo.

Hoy quería compartir con vosotros una noticia. Nuevamente he resultado finalista en un concurso literario y nuevamente la alegría es doble pues mi hermano también lo ha sido. En esta ocasión ha sido en el IV Concurso Sensaciones y sentidos de relatos eróticos de Diversidad Literaria. Aquí os comparto la portada:


Pero también os dejo el relato por si queréis leerlo, no es extremadamente largo, se titula "Orgasmo" y dice así:

Sus manos se movían rápido acariciando su sexo húmedo, buscando el mayor placer posible, frotando con la palma de su mano el clítoris. Un gemido quedo se escucha en la alcoba justo cuando alcanza el orgasmo. Mientras se recuesta de nuevo sobre la cama contempla la foto de su esposo sobre la mesita. Lo echa tanto de menos. Siempre se toca pensando en él.

Espero os guste, es todo por hoy, nos vemos en "Mi rincón de escribir". Nos leemos.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Relatos finalistas

Buenas noches desde el rincón en el que escribo.

Tenía pendiente de compartir con vosotros dos relatos finalistas de dos concursos de los que ya he anunciado y compartido portadas con vosotros, así que aquí los dejo.

El primero de ellos lleva por título: "Eres mi amanecer" es el que aparece en Escritores al Alba, antología del concurso de diversidad literaria, dice así:

Así como en el horizonte se besan el cielo y el mar y en el amanecer la noche y el día en mis sueños, tu boca y la mía.

El segundo que tenía que compartir es el del certamen literario de Donbuk editorial de microrrelatos que forma parte de la antología Predestinados y el relato lleva por título "Ya no tiemblo", aquí el relato:

El cañón de la pistola aún humeaba en sus manos. Acababa de matar al cabrón que la había violado hacía tan solo unos minutos. Ella había opuesto toda la resistencia que podía para evitar que lo hiciera pero le faltaba fuerza. Su cuerpo era ahora un mapa de hematomas, golpes y cardenales, que unido a su maquillaje corrido y a los tatuajes que decoraban su piel le daban un aspecto entre siniestro y macabro. Su cuerpo había temblado cuando se le abalanzó encima, cuando la poseyó brutalmente y cuando eyaculó dentro de ella. Pero ahora ya no temblaba. ¡Ya no!

Para este último concurso escribí dos relatos más que pronto compartiré con vosotros para que juzguéis vosotros mismos si el resultado hubiera sido el mismo, hasta entonces, nos vemos en "Mi Rincón de Escribir", nos leemos.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Portada que faltaba, y algún relato

Buenas noches desde el Rincón en el que escribo.

Quería aprovechar para compartiros la portada que me quedaba pendiente que por fin ya la tengo. Era la que pertenecía a la antología del concurso "Escritores viajeros" de la editorial Ojos Verdes. Aquí la portada:


También quería aprovechar la ocasión para compartir algunos relatos, uno de ellos es el que aparece en esta antología, se titula "El viaje de mi vida" y dice así:

Había decidido que aquel fuera el viaje de mi vida aunque no iba a estar solo. Decidí que nada más salir de casa al primer lugar que iría sería a Venecia, a surcar los canales en góndola. Luego pasaría por Egipto a tomar el sol a los pies de las pirámides o la esfinge. Después me perdería en la ciudad de Petra y proseguiría el viaje a la India, China o Japón. Nunca antes en mi vida había salido de mi pueblo así que si tenía que preparar un viaje tenía que hacerlo a lo grande.

Pero luego cambié de opinión. Un crucero por el Caribe para empezar. Paisajes de playas cristalinas, paraísos terrenales y maravillosos acuarios naturales. Y como colofón un paseo por las civilizaciones precolombinas. Conocería todo de la cultura Maya y Azteca y antes de regresar a casa visitaría Macchu Picchu y todo lo que pueda recordar a los Incas. Yo nunca he estado allí pero me han dicho que es el lugar más hermoso del mundo. Si tienes suerte incluso puedes ver a las llamas pastando a escasos metros de ti. ¿Cómo pudieron los hombres del pasado construir tales maravillas con la escasez de tecnología? Hoy día sería fácil pero entonces. Uff.

Aunque si nunca he salido de casa, ¿Por qué no empezar por las maravillas más cercanas? La obra de Gaudí en Barcelona, la Sagrada Familia o el Parque Güell dicen que son maravillosos. O el nacedero del Urederra en Navarra, hay no son las manos del hombre las que lo preparan todo sino la madre naturaleza la que hace de arquitecta, y  de qué manera. La Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia. Son tantas las cosas por ver y tan poco el tiempo que tengo. Debo planificar bien mi viaje, no hay que olvidar que es el viaje de mi vida.

Por fin ha llegado el día de mi gran viaje, pero no he navegado en góndola, ni he tomado el sol junto a Keops, Kefrén ni Micerinos. Tampoco he recorrido las calles de piedra de Petra. Ni he hecho un crucero, ni he visitado culturas extintas. Tampoco fui a Barcelona o Navarra o Valencia ni a ningún otro punto. El viaje de mi vida lo he hecho dentro de una caja de pino y el destino han sido dos metros cuadrados de nicho en mi pueblo.

En breve compartiré también el resto de relatos finalistas que aún no he compartido, pero eso será en breve, mientras tanto nos vemos en "Mi rincón de escribir". Nos leemos.

domingo, 27 de agosto de 2017

Doblemente finalistas

Buenas noches desde el rincón en el que escribo.

Si en mi última entrada os informaba que nuevamente mi hermano y yo habíamos sido finalistas del II concurso "Escritores viajeros", del que estoy a la espera de tener la portada para compartirla con vosotros, hoy tengo que haceros participes de que nuevamente hemos resultado finalistas, los dos, en dos nuevos concursos, concretamente de:

II concurso de Microrrelatos de Editorial Donbuk, aquí la portada:

A día de hoy se puede conseguir a través de la web de la editorial pero no se durante cuanto tiempo, si no como siempre, yo dispongo de alguno.

El segundo es el II concurso de Microrrelatos "Escritores al alba" de diversidad literaria, aquí la portada:


Como en el caso anterior y hasta donde sé está disponible en la web pero por si acaso también tengo alguno, no mucho como en los casos anteriores, pero alguno sí. 

Próximamente añadiré los relatos de esos certámenes y el que os debo, mientras eso ocurre, nos vemos en "Mi Rincón de Escribir". Nos leemos.

lunes, 7 de agosto de 2017

Nuevamente finalistas y recomendaciones

Buenas noches desde el Rincón en el que escribo.

Como reza el encabezamiento de la entrada nuevamente somos finalistas, mi hermano y yo, de un nuevo concurso, en esta ocasión es el concurso "Escritores viajeros" (creo recordar) de la editorial Ojos Verdes. Cuando tenga la portada y el enlace de compra os lo pondré por aquí para que quien quiera pueda hacerse con uno o varios de esos ejemplares.

Quería aprovechar esta entrada también para hacer publicidad de otros libros que no son míos, sin que sirva de precedente (o sí), no voy a hacer autopromoción.

Los primeros libros que quiero recomendar son, como no podía ser de otra forma, los de mi hermano Pepe Ramos. Hasta la fecha, aunque en breve variará la cosa aumentando esta lista, son los siguientes;

- "Eclipse de sangre" - De Editorial Leibros,
- "La muerte no perdona" - De Editorial Artgerust,
- "Bocados de terror" - De Editorial Artgerust,
- "Tenebrae" - (Pronto a la venta) De Editorial Artgerust,
- "¿Hay alguien aquí?" - De Editorial Egarbook,
- "Asesina de hombres" - De Editorial Egarbook.

Y también quiero recomendar un libro muy ameno titulado:

- "Autocompasión de un tonto con suerte" de José Ramón Vera. 

Todos y cada uno de ellos merecen ser leídos.

Y ya puestos a recomendar, no os perdáis tampoco los tres libros de poemas de Paquita Pedrós, la novela de Mayte Bonilla, Los libros de Feli Ramos y de Feli García, o los de Lisa Aidan o de Sergio Bonavida, todos ellos lecturas interesantes para el verano o cuando se quiera.

Por hoy es todo, nos vemos en "Mi Rincón de Escribir". Nos leemos.

jueves, 27 de julio de 2017

Relato que faltaba compartir.

Buenas noches desde el rincón en el que escribo.

Tenía pendiente con vosotros un relato con el que resulté finalista en un concurso que aparece en la antología HIMENEO de DONBUK editorial. El relato es el siguiente, se titula "PAUSA DE ESTUDIOS" y dice así:

Alba estaba encantada con el compañero que le había tocado para el trabajo final de la asignatura más difícil de la carrera. Había sido un algoritmo quien los había emparejado. De hecho había sido la última práctica que hicieron antes del trabajo. Tenían que diseñar un programa que los emparejara con algún compañero, que los complementara, para hacer el trabajo definitivo. Ella dominaba el tema de programación, pero en el tema hardware flojeaba. Mario, en cambio era un portento en esa materia aunque también era un programador de primera.

Aunque cuando lo vio por primera vez por la puerta de la biblioteca pensó «¿Quién coño es el “friky” que me ha tocado?». Se habían citado por correo electrónico en la biblioteca de la facultada de ingeniería, ella iba vestida con unos pantaloncitos tejanos cortitos y una camiseta blanca, el calor primaveral ya asomaba y se agradecía. Él en cambio llegó vestido todo de negro, con una camiseta de Spiderman y unos pantalones negros. Con unas botas militares y una cazadora de cuero. Sus ojos ocultos tras unas gafas de pasta y su cabello a media melena suelto y alborotado. Pero enseguida congeniaron. No era el bicho raro que todos decían. Era un chico dulce e introvertido que llevaba años preparándose para cumplir su sueño, crear un videojuego en el que se mezclaran sus dos pasiones, los cómics de superhéroes y la música Rock.

Aquel mismo día Alba le contó lo que pensó cuando le vio por primera vez y le pidió que él hiciera lo mismo. «Me he sentido el hombre más afortunado del mundo» ella lo miró extrañada y él prosiguió «Tengo de compañera a la chica más guapa de toda la universidad». Alba se sonrojó. Ella sabía que era guapa, muchos chicos se lo habían dicho, aunque no hacía falta, pues ella los sabía, pero que se lo dijera alguien tan dulce como Mario, porque lo era pese a la coraza de tipo duro que llevaba, provocó que se le subieran los colores.

Todo esto ocurrió el primer día. Habían transcurrido casi dos semanas. Estaban estudiando en casa de Mario, tenían el proyecto muy avanzado pero se habían encontrado con hueso que no podían roer, llevaban horas tratando de resolver unos cálculos y no había manera así que ella propuso hacer una pausa, pedir una pizza y continuar con ello después, con el estómago lleno «siempre he creído que con la panza llena los números salen solos» dijo y ambos rieron. Había mucha complicidad entre ambos. Él marcó desde su teléfono móvil el número de la pizzería local y les dijeron que tardaría aún media hora. Así que decidieron esperarla.

Mario estaba de pie, contemplando a Alba sentada en su silla. Nadie se había sentado antes en su silla salvo él mismo. Sus pantaloncitos cortos y la camiseta de tirantes que llevaba le hacían parecer muy femenina y a la vez le daban un aspecto sexy. Llevaba la melena azabache recogida en dos trenzas, una a cada lado y calzada con unas veraniegas sandalias con una cuña de unos cinco centímetros. Movió su cabeza a los lados mientras llevaba una mano a su nuca. Parecía que le doliera el cuello. Era lógico llevaban horas estudiando. Se acercó a ella por detrás, sus pasos no hicieron ruido sobre el enmoquetado suelo justo cuando ella empezaba a hojear uno de los tebeos que él tenía amontonados sobre el escritorio. Era uno en blanco y negro, clásico y en inglés, una verdadera joya de coleccionista, el número uno de «Los Cuatro Fantásticos». Él puso sus manos grandes y fuertes en los hombros de ella.

—Pareces tensa —le dijo.

—Lo estoy —respondió ella cerrando sus ojos­— llevo horas forzando el cuello y me duelen las cervicales.

Empezó a hacerle un masaje suave. Era un experto. Era evidente que tenía un pinzamiento y como por arte de magia sus manos empezaron a quitárselo, moviéndolas con firmeza pero a la vez con delicadeza. Poco después, y sin darse cuenta, Alba gimió. Tenía sus ojos cerrados, las piernas un poco separadas y las manos sobre su pantaloncito. Desde la privilegiada posición Mario pudo observar como los pezones de ella empezaron a marcarse en su camiseta. El detuvo su masaje unos segundos contemplándolos. Se sintió tentado de llevar sus manos a ellos pero dudó. Alba abrió sus ojos mirándolo desde abajo y con una sonrisa pícara, como leyéndole la mente a él dijo: «¡Vamos, acarícialos!, están así por ti». Él obedeció, llevó sus manos a los senos de ella apretándolos sobre la camiseta de ella. Alba volvió a cerrar sus ojos azules y gimió de nuevo al notar las manos de él jugando con su busto.
Cuándo una de las manos de Mario se coló por el escote de Alba y apretó el pecho izquierdo de ella no pudo evitar soltar un gritito. Sus manos, que hasta ese momento habían estado sobre su propio pantalón acariciándose tímidamente fueron hasta el cuello de él atrayéndolo hasta ella y cuando estuvo cerca le besó en la boca. Sus lenguas se unieron volviéndose una, sus salivas se mezclaron. La mano de él se aferró con más fuerza al seno de ella, notaba el erecto pezón clavándose en la palma de su mano. Así estuvieron muchos segundos, tal vez minutos hasta que él apretó un poco más el pecho de ella y ambos gimieron.

Alba, sin levantarse, hizo girar la silla para quedar de cara a él y llevó sus manos a la correa del pantalón de él. Mario dio un paso atrás. «¿No me dirás que eres virgen aún?» preguntó ella. Él asintió agachando su cabeza y poniéndose como un tomate. Alba se mordió el labio inferior mientras abría sus ojos. Extendió sus brazos, lo agarró de la correa y lo atrajo a sí. «Yo te enseñaré» añadió. Cuando lo tuvo cerca le desabrochó la correa y el botón bajándole la cremallera y luego los pantalones junto con el bóxer. El erecto pene de él casi le golpea en la cara. Estaba duro y grande. Ella llevó su mano derecha a la base del mismo, acarició sus testículos y luego empezó a masturbarlo lentamente mientras acercó sus labios y le dio un beso en la punta del glande.

—Dime que esto no es un sueño —le inquirió Mario.

—No lo es —dijo ella y acto seguido abrió su boca introduciéndose el sexo de él lentamente.

Ahora quien gimió fue Él. Cerrando sus ojos y llevando sus manos a la cabeza de ella. Alba movía su cabeza adelante y atrás, recorriendo con sus labios y su lengua el sexo de él cada vez un poco más rápido haciendo que su saliva lubricara todo el pene de él. Se detuvo un momento para ponerse de pie. Mario la contemplaba completamente excitado y no entendía por qué se había detenido cuando él estaba tan excitado. Ella sonrió y empezó a quitarse la camiseta, se giró y se la sacó por completo mostrándole su espalda desnuda, no llevaba sujetador. Estado de espaldas a él empezó a bajarse los pantaloncillos. Él pudo contemplar primero el tanga de ella y luego el trasero, redondo y firme. Dejo caer el pantalón al suelo y se giró a él. Mario estaba como hipnotizado mirando los senos de ella. Eran grandes, turgentes y firmes, con una aureola oscura y grande y un pezón del mismo color y grande como un hueso de cereza.

Ella se desnudó por completo quitándose la diminuta prenda que le quedaba en forma de tanga y se sentó en la cama. Con el dedo índice de su mano derecha le hizo un gesto para que se acercara. Él lo hizo besándole tras la oreja primero, sus labios bajaron lentamente por su cuello mientras sus manos jugaban en los pezones y aureolas de ella. Alba mientras tanto masturbaba con sus manos el pene de él  entre gemido y gemido pudo decir: «Penétrame, quiero sentirte dentro ya». Alba se echó en la cama, Mario se echó sobre ella, acercó su sexo al de ella y justo cuando estaba a punto de penetrarla el timbre sonó.

Mario se vistió para ir a recibir la pizza, la pagó y volvió corriendo a su cuarto, cuando llegó allí Alba estaba completamente vestida y sentada en su silla hojeando un cómic clásico de «Los Cuatro Fantásticos» en blanco y negro y en inglés. «Todo ha sido fruto de mi imaginación» pensó y esbozando una sonrisa dijo «¡A comer! Ha llegado la pizza». «Excelente, me muero de hambre» dijo ella y ambos empezaron a comer en silencio pero antes de que pudiera darle el segundo bocado a la primera porción de pizza ella dijo: «No te preocupes, después de comer lo retomamos desde donde lo dejamos antes». Mario sonrió. ¿Se refería al estudio o al sexo?

Por hoy es todo, espero volver pronto con más noticias, relatos o lo que sea, hasta que eso ocurra, nos vemos en "Mi Rincón de Escribir". Nos leemos.

sábado, 22 de julio de 2017

Nueva alegría, finalista en un nuevo concurso

Buenas noches desde el Rincón en el que escribo.

Quería aprovechar la entrada de hoy para varias cosas, una de ellas, y como reza el título de la entrada quería compartir la nueva alegría al haber sido elegido finalista en un nuevo concurso literario, en este caso era la segunda edición del concurso "Ellas" de diversidad literaria. Aquí comparto la portada:


En breve compartiré por aquí el microrrelato con el que participé. De momento no sé como irá el tema de disponibilidad supongo que se puede conseguir algún ejemplar a través de la web de "Diversidad literaria". Yo he pedido algún ejemplar por si acaso, pero de momento estoy a la espera.

Otro de las cosas que quería comentar era pediros que visitéis mi página web, dejo por aquí el enlace por si alguien le interesa, es este: 

https://aleajactaest69.wixsite.com/samuel-ramos

Por hoy que es todo, espero lo hayáis disfrutado y tendréis más noticias mías y pronto. Nos vemos en "Mi Rincón de Escribie". Nos leemos.